Corte de Apelaciones de Temuco rechaza recurso de protección de periodistas por eventual contagio de Coronavirus

La Corte de Apelaciones de Temuco rechazó hoy –viernes 15 de mayo– el recurso de protección deducido en contra del Ministerio de Salud, la seremi de Salud de La Araucanía y del Hospital Base Dr. Hernán Henríquez Aravena, por una treintena de periodistas y otros profesionales de medios de comunicación que fueron convocados a puntos de prensa por la seremi de Salud de La Araucanía, Katia Guzmán Geissbuhler, quien quedó en cuarentena tras dar positivo en el examen de covid-19. Los recurrentes solicitaban tener acceso de manera oportuna a exámenes y tratamientos, en caso de haberse contagiado.

En fallo unánime (causa rol 2.043-2020), la Primera Sala del tribunal de alzada –integrada por el ministros Julio César Grandón Castro, Alejandro Vera Quilodrán y Adriana Aravena López– rechazó la acción cautelar, tras establecer que los recurridos actuaron de acuerdo a la normativa sanitaria vigente a la fecha de ocurrencia de los hechos.

«(…) es posible descartar -a lo menos en la presente sede cautelar- que a la fecha de ocurrencia de los hechos que fundamentan el presente recurso de protección se haya desoído por la Seremi de Salud de La Araucanía, doña Katia Guzmán Geissbuhler, algún protocolo sobre cuarentena obligatoria respecto del funcionario Pablo Cabezas Del Campo, quien regresó al país, procedente desde Brasil, el 6 de marzo de 2020, sin presentar síntomas e incorporándose al trabajo con normalidad y confirmándose luego su contagio a COVID-19 el día 20 de marzo; pues en tales fechas Brasil no estaba calificado como un país con brote activo y por ende, estaba fuera de las ordenanzas sanitarias respectivas», consigna el fallo.

La resolución agrega: «Que, desde otro punto de vista y teniendo en consideración la normativa sanitaria vigente a la fecha de ocurrencia de los hechos relatados en el recurso, aparece que la negativa del recinto hospitalario a tomar el examen a los recurrentes se fundamentó en los protocolos existentes en esos días, que establecían que el examen de PCR debía realizarse ante la presencia de sintomatología sugerente de un posible caso positivo de Covid-19, bajo la terminología de caso sospechoso. Es así como conforme al protocolo de manejo de contactos COVID-19, existiendo contactos estrechos y contactos de bajo riesgo, los primeros, debían iniciar una cuarentena en su domicilio por 14 días, desde la fecha del último contacto de alto riesgo con el caso confirmado (fecha de exposición). Y si una persona en cuarentena, independiente de su tipo de riesgo, iniciaba sintomatología sugerente de COVID-19 (fiebre mayor a 37.8° o tos o dificultad respiratoria, entre otros), cambiar a su categoría al de caso sospechoso, debiendo trasladarse a un centro de salud para su diagnóstico, cuyo no es el caso de los recurrentes».

«(…) en consecuencia –continúa–, los funcionarios del hospital actuaron en conformidad a la normativa dictada al efecto y como se ha insistido, vigente a la época de ocurrencia de los hechos, sin que por lo demás pueda identificarse alguna voluntariedad de incumplimiento, ya que decretada la orden de no innovar por este tribunal en cuanto a proceder a la toma de exámenes, el recinto hospitalario estuvo de inmediato dispuesto a realizarlo, práctica que en definitiva benefició a todos los recurrentes que concurrieron al recinto hospitalario, razón por la cual, en todo caso, el recurso incoado en contra del Hospital Regional Hernán Henríquez Aravena ha perdido oportunidad ya que se ha restablecido el derecho de los recurrentes presuntamente amagado, al permitírseles la realización de la prueba médica que constituye uno de los fines de la acción deducida. Por lo demás, no hay antecedente alguno que permita concluir que a los recurrentes se les habría negado atención hospitalaria para el caso que su examen hubiere dado positivo para Covid-19».

Con relación al tercer recurrido, el Ministerio de Salud, para la Corte de Apelaciones (…) basta una atenta lectura del libelo cautelar para afirmar que a su respecto solo se realizan imputaciones de carácter administrativo, genéricas y ambiguas, sin que se precise cuáles son las situaciones fácticas cuya corrección se reclama y que sean de competencia de este arbitrio constitucional».

«En otro orden de cosas y tal como lo señala el representante del Ministerio de Salud, no corresponde a esta instancia jurisdiccional dictar directrices de orden sanitaria como se sugiere por los recurrentes en la parte petitoria de su presentación», añade.

Por tanto, se resuelve que: «SE RECHAZA, sin costas, el recurso de protección deducido por Alejandra Beatriz Muñoz Pardo, abogada, en favor de los trabajadores de las comunicaciones que se individualizan al inicio del presente fallo en contra de la Secretaría Regional Ministerial de Salud de la Región de la Araucanía, el Ministerio de Salud y en contra de don Heber Ronald Rickenberg Torrejón, Director del Hospital Regional de Temuco Doctor Hernán Henríquez Aravena y de don Manuel Franklin Vial Gallardo, Subdirector Médico del mismo ente hospitalario».

Ver fallo (PDF)

En fallo unánime, Primera Sala del tribunal de alzada rechazó la acción cautelar, tras establecer que los recurridos actuaron de acuerdo a la normativa sanitaria vigente a la fecha de ocurrencia de los hechos.

Fuente: www.pjud.cl

About admin

Sitio web de noticias y cultura pluralista de Angol y la provincia de Malleco