Columna de opinión Seremi de Transportes y Telecomunicaciones, Luis Calderón Ramírez: Salva Vidas

Mejorar la seguridad de tránsito y trabajar en la generación de diversas acciones que permitan reducir el número de fallecidos en accidentes de tránsito, es el principal objetivo del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones y de la Organización Mundial de la salud, en el marco de la conmemoración de la Quinta Semana Mundial de la Seguridad Vial Global de Naciones Unidas incentivando el uso del cinturón de seguridad.

La Ley de Tránsito, que entró en vigencia el 1 de enero de 1985 en Chile, estableció por primera vez la obligatoriedad de uso de cinturón de seguridad que es el complemento de otros dispositivos de seguridad e instrumento esencial para resguardar la vida de los ocupantes de un vehículo.

Hoy, viajar sin utilizar el cinturón de seguridad junto con ser una gran irresponsabilidad, nos lleva a estar frente a uno de los mayores factores de riesgo para quienes viajen. Irresponsabilidad que puede generar graves consecuencias para el resto de nuestras vidas, ya que está comprobado que la lesión más frecuente en los choques frontales son los traumatismos craneoencefálicos y una persona que sale despedida del vehículo tiene cuatro veces más probabilidades de morir que aquélla que permanece en su interior.

Riesgos que claramente disminuirían, si analizamos cifras como las entregadas en el informe de Global Status Reporto on Road Safety 2015 de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que indican que la utilización del cinturón de seguridad reduce el riesgo de lesión mortal del conductor y de los pasajeros de los asientos delanteros hasta en un 50%, y de los pasajeros de los asientos traseros incluso hasta en un 25%.

Mientras que en un estudio observacional elaborado por Conaset, reveló que en nuestro país solamente el 17% de las personas usa el cinturón de seguridad en asientos traseros. Con esa cifra, Chile se encuentra dentro de los países con menor uso del cinturón de seguridad en asientos traseros entre los países de la OCDE, ocupando el penúltimo puesto entre 33 naciones.

Datos más que alarmantes, si analizamos lo que ocurre en un accidente, en el que se pueden producir dos impactos, el primero es el choque o colisión y el segundo el golpe de los ocupantes del vehículo contra el manubrio, el tablero o el parabrisas.

Muchas veces, es este segundo impacto el que provoca las lesiones más graves y no el choque en sí y es el poco querido dispositivo de seguridad, el principal encargado de  evitar los golpes al interior del vehículo, reduciendo principalmente las lesiones al cerebro, y en los pulmones, e impidiendo que las personas salgan del automóvil. Por ello, seguiremos incentivando sobre la importancia del uso del cinturón que nos llevará a salvar vidas.

Luis Calderón Ramírez

Seremi de Transportes y Telecomunicaciones

Región de La Araucanía 

 

Fuente: María Pilar Cheúl Muñoz
Periodista
Encargada de Comunicaciones
Región de la Araucanía
Subsecretaría de Transportes

About admin

Sitio web de noticias y cultura pluralista de Angol y la provincia de Malleco