Los mejores consejos para reducir el estrés durante el regreso a clases

La temporada del regreso a clases es una época estresante para padres y apoderados. Ahora que los niños están de vuelta a sus rutinas, ese estrés puede acabar por completo el descanso que hayan podido lograr durante el verano que ahora llega a su fin. No obstante, esta carga extra de ansiedad y preocupación puede aminorarse tomando algunas medidas, con un poco de planificación, un poco de creatividad y una buena cantidad de conciencia a la hora de tomar ciertas decisiones.

Alimentarte bien

Todos los miembros de la familia deberían consumir alimentos que contribuyan a mejorar el humor y a reducir la presión sanguínea causada por el estrés. Alimentos como los frutos secos, los pescados azules, el chocolate oscuro y los plátanos deberían formar parte de una alimentación antiestrés y saludable.

Ahorrar tiempo

Aunque “hacerla corta” a veces pueda tener consecuencias indeseables, ahorrar tiempo en cosas que no necesitan ser tan complicadas es algo positivo, en particular cuando nuestro día está tan ocupado que una hora extra cae como una bendición. Cosas como pedir la compra a Santa Isabel en línea, poner restricciones a tu uso de redes sociales o ejercitarte en casa en vez de ir a un gimnasio pueden ser buenas maneras de ahorrar un poco de tiempo en tu día sin tener que sacrificar los beneficios.

Dormir bien

Esto puede parecer una fantasía en los días más ajetreados, pero obtener al menos entre 7 y 8 horas de sueño cada noche es esencial para mantener un buen estado de ánimo. El sueño, junto con la alimentación, es una de las principales fuentes de energía, y si eliges sacrificarlo, el resto del día no podrá ser tan productivo como lo deseas.

Ejercitarte

Hacer ejercicio libera endorfinas, lo que mejora el estado de ánimo, impulsa al organismo a pensar de manera más clara y contribuye con la concentración, todos estos factores que a su vez ayudan a controlar los estados de estrés. No es necesario suscribirse a un gimnasio, incluso una caminata corta todos los días contribuirá a reducir el estrés y tendrá efectos beneficiosos sobre la salud.

Dejar o reducir el consumo de tabaco, alcohol y cafeína

Estas tres sustancias son estimulantes y su consumo en exceso está directamente vinculado a un incremento del estrés. Además de ello, son sustancias cuyo consumo suele surgir o aumentar precisamente como consecuencia de un estado de estrés, generando así un círculo vicioso perjudicial para la salud.

Incluir actividades relajantes en tus planes

Actividades como pescar, hacer yoga o meditar, leer un libro o pasear en el parque son buenos ejemplos de cosas que ayudan al cerebro a descomprimirse y facilitan que podamos manejar los problemas que se nos vienen de una manera más productiva y menos estresante.

Comunicarse

Hablar sobre lo que pensamos y sentimos es una de las cosas más importantes que podemos hacer para manejar nuestro estrés. Como señala el dicho popular, “las penas compartidas pesan menos”. Además, conversar sobre nuestras preocupaciones, ya sea con una pareja, familiar, amigo, o simplemente con un terapeuta, nos ayuda a encontrar soluciones y a entender mejor nuestras ideas y pensamientos.

Fuente: Luis R García

About admin

Sitio web de noticias y cultura pluralista de Angol y la provincia de Malleco