Intendente: “Si me llamara Undurraga no recibiría tantas críticas»

Intendente _Huenchumilla

Dijo que la sociedad regional está fracturada, que existe un conflicto histórico político porque el Pueblo Mapuche, que fue vencido militarmente, se reconstituyó y reclama sus tierras. Explicó su visita a Celestino Córdova y se refirió a las forestales.

ANGOL.- En una entrevista exclusiva con Malleco7 en Angol, el intendente regional, Francisco Huenchumilla, entregó claves para entender su accionar en el grave conflicto que se vive en La Araucanía; dijo que la sociedad regional está fracturada, que hay un conflicto histórico-político porque el Pueblo Mapuche, que fue vencido, se reconstruyó y solicita la restitución de sus tierras; también dijo que las forestales deberán cooperar en la solución con la devolución de tierras. Planteó que Chile es un país racista y que él lo critican porque se apellida Huenchumilla.

LA ENFERMEDAD

Al consultarle por qué se ve tan difícil solucionar el problema de violencia en La Araucanía, dijo que como autoridad política, basándose en los conocimiento que tiene de la región y en las experiencias internacionales, ha hecho un diagnóstico comportándose “como un médico, que ve al paciente y dice, mire ésta es la enfermedad, esa enfermedad no la invento yo”.

Al preguntarle por cuál es la enfermedad de La Araucanía, dijo que “es un problema de convivencia, aquí está alterada la paz social, hay un conflicto histórico, que viene de muchas décadas atrás, cuando el Estado chileno llega acá, entonces yo esa herida la he abierto, y esa herida es dolorosa, le duele y le molesta a muchos, nadie quiere mirarse al espejo y ver su propia enfermedad, esta sociedad en La Araucanía está fracturada, y yo lo he dicho con fuerza y eso molesta a muchos sectores en Chile, que le gustaría tapar esto, tirarlo debajo de la alfombra”.

Agregó que la solución es muy difícil, porque es un conflicto asimétrico, con variables históricas, económicas, culturales, políticas, y “entonces yo le dijo a la gente que llevo tres meses aquí, entonces yo ni nadie hace milagros, no hay milagros en el Estado, y agrego otra cosa aquí, yo creo que el Estado, los distintos gobiernos, porque ésta no es una cosa político partidista, a lo largo de los años se han equivocado respecto de la enfermedad que tiene la región”.

CONFLICTO POLITICO

Aquí el intendente dijo que los distintos gobiernos han hecho un mal diagnóstico al plantear que “éste sería solamente un problema de pobreza, es como si estuviéramos en Talca o Linares, donde también hay pobreza, y después se ha dicho aquí éste es un problema de orden público, como si estos fueran unos desordenados, que después de un partido de fútbol, dejan la escoba en Santiago, yo he dicho, no, aquí la enfermedad de esto es un conflicto político, de naturaleza política, en el sentido de que hay un pueblo que era originario de estas tierras, que fue derrotado militarmente por el Ejército chileno, y cuando fue vencido le quitaron sus tierras, y ahora después de muchos años este pueblo vencido se reconstituye y simplemente dice, mire, devuélvame lo que me quitó, ese es el problema”. Al pedirle una evaluación de la estrategia de dialogar con todos los actores que ha realizado, el intendente dijo que ha sido muy positiva y que todos tiene la misma gran inquietud, “cómo se arregla esto”, agregando que tal vez los sectores que tienen más claridad son las organizaciones mapuches porque plantean abiertamente la devolución de tierras.

En todo caso, Huenchumilla plantea que la devolución de las tierras implica un proceso difícil porque hay aspectos legales, no de legitimidad “hay personas que son propietarios, que tienen sus títulos, personas que llevan por generaciones acá y por lo tanto no se les puede lisa y llanamente decir, mire usted ahora devuélvame las tierras”.

OTRAS VARIABLES

Otros elementos que influyen en este conflicto –agregó- son las promesas incumplidas de los distintos gobiernos, los altos niveles de pobreza y el recambio generacional en las estructura de poder de las comunidades, “donde los viejos dirigentes son sustituidos por generaciones nuevas, que tienen mayor preparación, ya no es el viejo dirigente que llegaba con manta, con chupalla y cuando llegaba el patrón se colocaba la chupalla en el pecho, estos son dirigentes de otras naturaleza, todo eso complejiza la situación porque se ha producido en toda esa estructura una falta de credibilidad en el Estado, en las instituciones y en los políticos”.

Además, dijo que vivimos en una sociedad globalizada y se conocen las soluciones que problemas de este tipo tuvieron en países desarrollados, como Nueva Zelanda y Canadá.

VISITA A CORDOVA

Al pedirle una mirada retrospectiva de la visita que hizo a Celestino Córdova, condenado por la muerte de matrimonio Luchsinger-Mackay, dijo que su tarea como intendente “es política, no ser pastor o miembro de la Cruz Roja o sicólogo”. Recordó que en la región ha habido dos huelgas de hambre, una tremenda en el gobierno de Piñera, que motivó la visita de obispos y del gabinete presidencial, hasta que se transó y hubo una solución al modificar la Ley Antiterrorista y otras concesiones; luego ocurrió la última huelga en Angol, la cual terminó cuando la candidata presidencial, Roxana Miranda y un grupo de comuneros se tomaron parte de la cárcel.“Así terminan las huelgas de hambre”, dijo Huenchumilla.

“Cuando empieza Córdova la huelga de hambre en Temuco, yo digo, no podemos llegar al día 60, yo me anticipo y voy y se depone la huelga, porque si esa huelga llega al día 50 o 60, muchos van decir, dónde estuvo intendente que no hizo nada”, explica.

LA CAM

El intendente dijo en su momento que estaba dispuesto a reunirse con la Coordinadora Arauco Malleco, al consultarle si ha hecho algún contacto con esta organización, dijo que esto lo dijo “en el sentido de que no excluyo a nadie quiere hablar conmigo”. “Yo estoy dispuesto a hablar con todo el mundo, con las forestales he hablado por supuesto, con todos, no excluyo a nadie, porque cuando se busca la paz social no se puede excluir a nadie”, agregó.

Requerido por las críticas que ha recibido de la UDI y la RN, que han planteado que como intendente se ha preocupado más de reunirse con personas que han sido condenadas por hechos de violencia y no con las víctimas de la violencia, y al consultarle también si tardó en reunirse con la familia Luchsinger, dijo que “la familia Luchsinger sufrió un atentado cuando yo no era intendente, en enero de 2013, durante mi mandato no habían sufrido ningún atentado, y al primer atentado que tienen yo me reúno con ellos, no pasaron ni dos días y yo me reúno con ellos, yo no puedo hacerme cargo de lo que pasó desde el 10 de marzo para atrás, de tal manera que nadie ha quedado excluido, de todos los sectores, sociales, económicos, productivos, centralmente he hablado con todos”.

Respecto de si siente todavía el mismo respaldo de la Presidenta Bachelet, el intendente dijo categóricamente que sí, pero también aclaró que no buscó este cargo porque no lo necesita, “estoy aquí porque me lo pidió la Presidenta y porque quiero contribuir a la paz social de la región, pero con la verdad”.

INTERESES ECONOMICOS

Consultado Huenchumilla si los grandes intereses económicos, como los de las forestales, complejizan llegar a una solución en la región, planteó que “yo he tenido un diálogo absolutamente claro y franco con las forestales y ellas van a tener que contribuir necesariamente a resolver esta situación, y ellas están disponibles, he tenido muy buena recepción de parte de ellos para contribuir a la paz social”, agregando que una forma de contribuir sería con la restitución de tierras.

Un hijo de Francisco Huenchumilla recibió una amenaza de carácter racista, al ser consultado el intendente si él ha percibido actitudes de este tipo como autoridad, dijo que “pero si éste es una país racista, si yo me llamara Undurraga no recibiría tantas críticas, ese es un racismo encubierto, como le digo, si me llamara Undurraga no me criticarían tanto como me critican ahora, porque todo el mundo supone que yo actuó así porque me llamo Huenchumilla, no, yo estoy actuando científicamente, seriamente, yo soy un tipo duro de roer, a mí todo eso me resbala”.

Consultado sobre la falta de carabineros en Angol, dijo que habrá un incremento y agregó que para él la seguridad pública es fundamental y por eso vino a firmar el mensaje para el nuevo cuartel de la PDI.

Fuente y Foto Gentileza: Semanario Malleco 7

About admin

Sitio web de noticias y cultura pluralista de Angol y la provincia de Malleco